El aprendiz de maratoniano

Historias sencillas de carreras

martes, 16 de diciembre de 2008

Media Maratón de Guadalajara (2008)


Frío, mucho frío. Si hay algo que pueda sintetizar en una palabra esta Media, la palabra es frío. He corrido varias veces Getafe, que tiene fama de “Media fría”, pero nunca como el pasado domingo he sentido tanto frío corriendo. Llegamos a Guadalajara mi amigo Jorge y yo con algo más de una hora. A ratos salía el sol, que apaciguaba algo esa sensación de frío, y a ratos se metía detrás de unas nubes y volvía esa sensación. Siempre antes de una carrera tienes ganas de empezar, pero el domingo, esas ganas eran mucho mayores con la esperanza de que, corriendo, entrarías en calor. Estiramos, calentamos, y cuando pensábamos que ya casi salíamos, la organización anuncia un retraso de 15 minutos en la salida (había que echar sal por las calles por donde se corría para evitar resbalones por el hielo).

Nunca antes había corrido con tanta ropa, que casi nunca me sobró. Se corre, casi todo el rato, por urbanizaciones, a veces con nieve en los laterales de la calle. Dos vueltas a un circuito muy exigente, rompepiernas,… Hay un par de cuestas considerables. Muy poca gente en el recorrido (no me extraña). 600 corredores. Bastantes voluntarios, amables, cooperadores. Buen servicio de avituallamiento. A veces algunos coches que se colaron en el circuito, pero en general, sin perder la paciencia (qué espectáculo tan lamentable cuando un conductor pierde los nervios al paso de una carrera).

Bolsa del corredor discreta. Un bonito trofeo para cada corredor. Algo de fruta, una cocacola, camiseta,… La organización, bastante correcta; varios correos electrónicos antes de la carrera dando información, envío de la clasificación, bastantes fotos gratuitas. En lo personal, tiempo discreto, pero al final contento por acabar.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Carrera Popular de Canillejas (Trofeo José Cano, 2008).

En una mañana muy soleada, y con una temperatura muy agradable para correr. Mucha gente. Lo que es la carrera, muy bien. Buen recorrido (rápido). Los puntos kilométricos mal colocados (no he visto ninguno, aunque estaban). La carrera muy bien medida (10 km exactos en mi GPS). La bolsa del corredor no está mal (un trofeo de cristal muy bonito). Avituallamiento a los 5 km (a ver si aprenden los de la San Silvestre Vallecana). Multitud de keniatas y marroquíes, un lujo; también españoles ilustres, como los hermanos Roncero. El metro un poco lejos de la salida y la llegada.
Aspectos a mejorar: 1) No reservaron espacio para los corredores de élite y a dos minutos de la salida pretendían que una masa de 6000 personas se desplazara hacia atrás a la voz de ‘¡ya!’. Un cretino, que no era el animador oficial, pretendía que nos moviéramos con frases del estilo: ‘si no os movéis no hay carrera, y yo no tengo prisa…’. Luego, el animador oficial, con mejores maneras consiguió que la gente se moviera. 2) Escasos voluntarios: más de quince minutos para coger la bolsa del corredor y en algunos casos, más de media hora para recuperar la bolsa del ropero.
En lo personal, bien (he bajado mi mejor tiempo), aunque iba buscando bajar de 45 m. y no lo he conseguido. Con todo, una buena experiencia.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Media Maratón ciudad de Alcorcón (2008)

No corría ninguna carrera desde el Maratón de Toral en el mes de Junio. Después del verano tuve algún problema de salud y me desbarató la posibilidad de correr Donosti y otras carreras. Lo de hoy era como una prueba y de hecho tenía sensaciones como si fuera una carrera especial, no una media más. Tenía buenas sensaciones pero para colmo ayer estaba con un poco de dolor de garganta, congestión,… como si fuera a pillar un trancazo. Esta mañana no tenía ni idea de cómo iba a resultar y me planteé una carrera ‘de entrenamiento’, es decir, un rodaje largo a paso más bien lento. El día soleado, la temperatura ideal. La organización perfecta: cojo mi dorsal (sacado por internet), doy la fianza para el chip (una de las cosas que menos me han gustado), dejo la mochila en el guardarropa, estiro, caliento un poco, y… prácticamente a la salida. Salimos un minuto tarde, y sin saber porqué me encuentro detrás de la liebre de 1.45 (hay liebres para cada 5 minutos hasta esta que es la última), que es mi mejor marca personal. Más o menos voy corriendo a la par sin encontrarme demasiado incómodo (tampoco demasiado cómodo), pero poco a poco van pasando los kilómetros. La primera parte de la carrera es bastante desangelada (vamos pasando por las urbanizaciones de Alcorcón, zonas industriales,…). Poca gente (vamos, nadie), pero un perfil suave. Hacia el km 5 empieza a picar un poco hacia arriba, pero no mucho. Sigo pegado a la liebre. Desde el 7 empieza una pendiente hacia abajo. En el km 10 pasamos por delante de todos los pubs de costa Polvoranca, ya cerrados. Uno de ellos me hace un guiño sobre mi próximo reto: “pub Marrakech”. Hasta el 15, donde empieza a picar algo más fuerte hacia arriba, el recorrido es agradable. Luego, desde el 17, es toda cuesta abajo. Aproximadamente en el 12 me voy un poco delante de la liebre aprovechando la pendiente hacia abajo. Ya no volvieron a cogerme. A falta de unos pocos kilómetros, ya sabía que iba a bajar de 1.45. En la última parte, por el centro de Alcorcón, empieza a haber más animación. Al final, algo más de 1.42. ¡Increible!, mi mejor media maratón. Corrí esta media hace años, pero no tenía ningún recuerdo especial. Ahora, después de la Media de Madrid, que creo es mi favorita (pese a las cuestas), creo que esta siempre estará entre mis favoritas, incluso por delante de la de Getafe (que al ser muy plana, se hace muy cómoda).
Vamos a algunos comentarios críticos. La Media creo que es muy propicia para hacer buena marca (¡la prueba soy yo!). No es un doble circuito, como Getafe, aunque se pasa dos veces por algunos sitios, lo cual la hace más entretenida. Y no hace tanto frío como en Getafe. No es tan plana como Getafe, pero quitando el tramo desde el 15 al 17, las subidas no son muy fuertes. La bolsa del corredor, es algo peor que en Getafe, pero la inscripción es muy barata (en la bolsa hay una camiseta de algodón y muy pequeña –negativo-, una bolsa para llevar cosas mientras se corre, dos bollicaos, agua, nestea, fanta, un par de revistas atrasadas y varias piezas de fruta). Un detalle negativo: te hacen pagar cinco euros de fianza por el chip –creo que esto es un poco ‘atrasado’-; al recogerlo, casi te ves obligado a comprar lotería del club (dada la fecha y teniendo en cuenta que el año pasado tocó, ¡cualquiera no compra!), lo cual me hará perdonarles el detalle si me toca… ¡Ah, por último!, según mi GPS, está perfectamente medida.
He hecho mi mejor tiempo en media, buen día, temperatura agradable, buena organización,… ¿qué más se puede pedir? El año que viene trataré de repetir (¡lo siento, Moratalaz!).

sábado, 18 de octubre de 2008

Regreso a Cartagena de Indias

¿Puede haber un nombre de lugar más sugerente que Cartagena de Indias?. Cartagena significa ciudad histórica, murallas,… pero también Caribe, ballenato, Islas del Rosario,… Cartagena, la perla de la Corona de España en las Américas, bastión de nuestro poder colonial. En Cartagena la armada británica sufrió la mayor de las derrotas navales jamás infringida a una flota. En 1741, el Almirante inglés (y por tanto hijo de la Gran Bretaña) Edward Vernon atacó Cartagena con la segunda mayor flota de la historia (después de la flota Americana en el desembarco de Normandía). Tan superior era la fuerza militar británica, que antes de la batalla hicieron acuñar monedas de oro donde se leía “Los héroes británicos tomaron Cartagena el 1 de abril de 1741» y «La arrogancia española, humillada por el almirante Vernon». En las monedas aparecía Blas de Lezo, el almirante español, arrodillado a los pies de Vernon. Blas de Lezo, conocido por el “medio hombre” porque le faltaba una pierna y un brazo de batallas anteriores, humilló a Vernon (que se tuvo que comer las monedas) con una fuerza diez veces inferior. En Cartagena, uno siente en númerosos lugares el deja vu de haber estado antes. Si paseas por la bahía, te recuerda (¡cómo no!) a la Mar Chica, en nuestra Cartagena (España), pero también te viene el recuerdo de Cádiz o La Habana. La muralla te recuerda a tantas otras de ciudades españolas (probablemente diseñadas por los mismos ingenieros militares), y sus calles, en la parte vieja, nos traen a la cabeza tantas ciudades canarias con sus balcones de madera llenos de flores, pero también el mal llamado barrio francés de Nueva Orleans, donde hay casas muy parecidas. ¡Cuántas impresiones produce esta ciudad que conquista a todos los que la visitan!
Y no podía dejar de ver la ciudad desde mis zapatillas de correr. Hay muchos posibles recorridos, pero yo invito a dos bastantes sugerentes. El primero consiste en rodear Bocagrande, siempre que se pueda, por el camino más próximo a las playas. Si empezamos por el extremo más alejado, tenemos varios kilómetros de playa para correr y disfrutar del Caribe. Desde Bocagrande se llega a la zona amurallada por el baluarte de San Francisco. Y llegamos a mi recorrido favorito, que consiste en rodear la Cartagena amurallada. Este paseo nos permite ver la ciudad y algunos de sus principales monumentos, desde fuera de la muralla. Vamos bordeando la ciudad, por la Avenida de Santander, pasando por los distintos baluartes. Antes de llegar al de Santa Clara (donde está uno de los Hoteles más agradables del mundo, el Santa Clara, antiguo convento) podemos ver el bastión-palacio del camarada García Márquez (palacio por el tamaño y lujo, bastión porque está pertrechado con equipos de seguridad de última generación para evitar que los parias de la tierra puedan invadirlo). Un poco más allá, las famosas Bóvedas (antaño cárceles, hoy tiendas de artesanía). Una vez rodeado el baluarte de Santa Catalina, a la izquierda podemos admirar el Castillo de San Felipe. Al llegar al baluarte de San Pedro Mártir, podemos optar por un recorrido más largo, hacia el Puente Heredia, o dejar a la India Catalina (estatua que recuerda a esta India histórica, símbolo de Cartagena, intérprete de Pedro Heredia, el fundador de la ciudad) a la izquierda para enfilar hacia la famosa Torre del Reloj por la Avenida Venezuela. Entre la India Catalina y la Torre del Reloj (donde recuperamos la muralla) cruzamos una de las zonas con más vida de Cartagena, con sensación de extraterrestre. En ese tramo se vende de todo: fruta, distintos tipos de fritangas, cachivaches, objetos imposibles, ropa, cosas de segunda mano,… Hay que sortear peligrosamente al personal, pero merece la pena. A partir de la Torre del Reloj, a la izquierda dejamos el Parque Centenario y el Palacio de Convenciones y corremos en paralelo a la antigua aduana. Dejamos San Pedro Claver a la derecha y ya casi estamos en el punto de partida.
Correr por Cartagena nos produce muchas sensaciones, pero si os gusta sudar, es el lugar apropiado. En menos de cinco minutos tenemos prácticamente empapada la camiseta (mejor de algodón) y cuando estiramos al final, dejamos en el suelo un pequeño charco de sudor.
Cartagena de Indias, la ciudad a la que siempre hay que volver.

domingo, 27 de julio de 2008

Trotando por Kunming, Yunnan, China

Acabo de volver de Kunming, China. Solo pude ponerme las zapatillas un día y fue una experiencia breve. Ante las sorprendidas miradas de los chinos con los que me cruzaba (no solo veían un occidental barbudo, ¡sino en mallas cortas y corriendo!) a los diez minutos empezó a caerme una manta de agua que me obligó a volver al hotel (no quería empapar las zapatillas, por si acaso). En diez minutos, por lo menos, experimenté la fatiga que supone correr a 2000 metros de altura (Kunming está en la región se Yunnan, una región al este del Tibet y a unos trescientos kilómetros del trópico).
Durante los días que estado en Kunming, apenas he visto ‘occidentales’, lo cual supone una experiencia interesante. Nada más salir del hotel, te encuentras en un mundo donde nadie comprende la lengua que hablas, con lo cual te encuentras solo y dependiente de ti mismo. Las ciudades chinas ya han caído en la estética capitalista: grandes almacenes ‘occidentales’, tiendas ‘occidentales’, comida rápida ‘occidental’. Cuando estos países se vuelven capitalistas, se creen que el capitalismo es EE.UU. y se lanzan a imitar lo que ellos creen que comen y visten los norteamericanos. Cualquiera de los productos que se pueden adquirir en cada una de esas repletas tiendas ‘occidentales’, necesitan del dinero de uno o más salarios medios chinos, y aun así se ve un consumismo exacerbado, lo cual significa que debe existir una enorme economía sumergida. Eso si, en cuanto te alejas de la ciudad, ves un campo donde se fumiga a mano y aun se ven arados romanos y ni una sola máquina agrícola en los inmensos campos de arroz y cereales.
Me han llamado la atención los chinos en china. Hasta ahora solo había visto chinos en nuestro entorno occidental, nunca los había visto en su propio entorno. Son muy ruidosos, tanto en la risa como en la bronca; escupen, y cuando digo escupen, me estoy refiriendo a un inmenso estruendo gargárico que puede oírse a más de cien metros antes de que lancen el fruto de la expectoración al exterior; si estás en medio de su camino, te arrollan sin contemplaciones; ensucian mucho, pero también hay mucha gente limpiando, por lo que hay un cierto equilibrio de limpieza-suciedad; en muchos sitios no te tratan como cliente, sino como algo que les molesta; el tráfico es caótico (al estilo más puro de Asia, exceptuando Japón); y es francamente frustrante tratar de comunicarte con ellos (ellos no hablan inglés y tu no hablas chino). Sin embargo a veces te muestran su cara amable, y entonces son muy amables y te sorprenden.
La región de Yunnan es preciosa. Montañas y valles, campos de arroz y tabaco, el bosque de piedra (una de las maravillas naturales más impresionantes del mundo),… Y como está a una altitud apreciable y cerca del trópico, goza de un clima fantástico todo el año (le llaman a Kunming la ciudad de la eterna primavera). Si alguien quiere conocer una China ‘distinta’, es un sitio recomendable de visitar.

viernes, 4 de julio de 2008

Toral de los Vados, según El Diario de León (23 Junio de 2008)

Todos fueron unos héroes
Maratón de Toral de los Vados
(Ramón Díez, Ponferrada)

Las altas temperaturas que se registraban incluso desde las primeras horas de la mañana castigaron a los participantes en la prueba toralense que se llevó el vasco Amutio Careaga
Los atletas que ayer se enfrentaron a los más de 42 kilómetros de que consta la Maratón de Toral de los Vados se merecen el reconocimiento público por aguantar como valientes bajo un sol abrasador, sólo mitigado por las zonas sombrías propiciadas por la arboleda, en el trayecto final de la carrera que une Dehesas con Toral, principalmente. Por eso no es extraño que se sucedieran algunos abandonos relacionados directa o indirectamente con esa circunstancia. El berciano Gustavo Silván dijo adiós en el kilómetro 28 y el hombre que iba camino de repetir victoria porque ya había triunfado el año anterior, el vasco Unai Sáez de la Fuente, tuvo que parar a un par de kilómetros para alcanzar la meta. Fue otro vasco el que tomó el relevo de Unai. Beneficiado por su abandono, Josu Amutio Careaga, un bilbaíno que descubría esta prueba, acabó llevándose el gato al agua, aunque le pesaba no haber bajado su marca de 2:33. Lo discreto, no sólo de su tiempo, si no también del resto de los participantes, se debe a ese calor agobiante que iba creciendo a medida que acercaba el final de la carrera. Emotivas fueron las llegadas de Fernando Palla, dedicando su quinto puesto a Tito, su hermano desaparecido que da apellido al Maratón, igual que Miguel Basurko que también apuntó al cielo bajo la pancarta. Elsilia Torrez, una dominicana afincada en Madrid fue la mejor entre las féminas.

martes, 24 de junio de 2008

Maratón de Toral de los Vados

Una Maratón se empieza a correr mucho antes del momento de la salida. Quizás cuando por primera vez piensas en ella, quizás cuando empiezas a entrenarla. Esta maratón, sin saberlo, empecé a correrla en la San Silvestre vallecana del 2007. Era mi primera carrera después de la maratón de Donosti, y de alguna manera, el comienzo de mi preparación para MAPOMA 2008. MAPOMA 2008 no pudo ser, por las causas que ya he contado en otro sitio, y me encontré con Toral de los Vados. Por primera vez iba a correr una Maratón, en principio, solo, y para quitarme la espina y la frustración que sentí al tener que renunciar a MAPOMA. No conocía Toral, y entré en los foros para saber de qué iba esta maratón. Según leo por aquí y por allá, una maratón muy familiar (solo doscientos corredores), con muy buen trato al corredor, bonita por sus paisajes,… Todo me hizo animarme a correrla.
El sábado (21 de Junio), con Ana, mi mujer, me fui hacia Toral, donde llegamos a la hora de comer. Como era un poco tarde, comimos en el hotel. La primera sorpresa: ni pasta, ni arroz en el menú (se supone que todo el pueblo se vuelca en esto de la Maratón); bueno, lo mejor en la carta, unas croquetas y ensalada de pasta… Después de una minisiesta (ya había nervios por ir a por el dorsal), nos dirigimos al ayuntamiento. La bolsa del corredor, discreta: dorsal, medalla, botella de vino del Bierzo, bote con aguardiente y cerezas y camiseta talla mediana (solo había tallas medianas, curioso porque solo hay inscritas, creo, ocho mujeres).
Después de recoger el dorsal, hicimos algo de turismo: Villafranca del Bierzo (la pequeña Santiago, espectacular), Cacabelos,… paseo por Toral, y buscar un sitio para cenar un buen plato de pasta. Entro en un restaurante próximo al lugar de la salida y pregunto: ¿tienen pasta para cenar?, y me responden: ¡Pues claro, como todos los años! Pensé, “esto va a ser una especie de fiesta de la pasta”, después de esa rotundez… Cuando llega la hora de cenar, la única pasta que había en el menú eran unos espaguetis con carne que habían sido cocidos varias horas antes (¿cómo es posible?). Bueno, menos da una piedra, por lo menos son hidratos de carbono (eso si el pan, estaba riquísimo). Y a dormir prontito.
Al día siguiente, madrugón para desayunar (el comienzo de la carrera es a las 8 de la mañana) y a las 7.30, como un clavo en la plaza de la estación, lugar desde el que sale la carrera. Y conozco algunos corredores. Una de las mejores cosas de las carreras populares, es la posibilidad de conocer gente de todos los sitios. Allí estaban Nacho de Vitoria y Luis de Bilbao (corredores de muchas maratones, carreras de 100km,…) Con Nacho corrí casi toda la carrera. Luis se tuvo que retirar tras la media maratón. Y a Santi, todo un personaje del que luego hablaré. También algún imbécil andaba por allí (por ejemplo un corredor gallego –es todo lo que se de él- que me montó un pollo por apoyarme en su coche a estirar).
La carrera arranca con una vuelta por el pueblo, pero que obliga a subir un par de cuestecitas, ‘para calentar’. Aunque el día ya se avecinaba calentito, porque a esa hora había veintitantos grados. Desde Toral hasta Cacabelos (km 10), pica ligeramente hacia arriba, pero se hace agradable. El paisaje muy bonito, con viñas a ambos lados, carretera estrecha, y sombra. Prácticamente la única sombra que íbamos a disfrutar durante toda la carrera. A la salida de Cacabelos, empiezan las cuestas, esas que aparentemente no existen en el perfil. Cuestas prolongadas, rectas,… Hay una recta, antes de Ponferrada, de 5km. Y ni una sombra, con un sol que calienta cada vez más. Hacia el km 16, ya se empieza a sentir la proximidad de Ponferrada, y atravesar el pueblo, lleva varios km más, incluido el paso por la media maratón. En todo este trayecto el único ánimo viene de algún lugareño que nos insiste en ‘¡más despacio, no hay prisa!’ o el consabido ‘animo, que ya queda menos’ y en los peregrinos que a pie o en bici hacen el Camino de Santiago en la dirección contraria.
A Nacho, que ya había corrido el año pasado no paro de preguntarle: ¿pero la segunda mitad es cuesta abajo, no?, ¿y hay sombras, verdad? Y me responde lacónicamente ‘ya veremos’. Nadie anima, de vez en cuando alguno de los municipales que regulan el tráfico, tienen una palabra de ánimo. Cuando vas saliendo de Ponferrada (eterno…), piensas: bueno, ahora llegan las sombras, la cuesta abajo,… Pero siguen sin aparecer las sombras y la cuesta abajo ¡donde está la cuesta abajo!!! Nada, todo el rato toboganes, falsos llanos. Y un sol de justicia. Desde Cacabelos, que no hay sombra, la temperatura va subiendo hasta llegar a los 40 grados. Por lo menos el avituallamiento es impecable. Agua fresca (siempre fresca), isotónicas, jugo de coco, limones y naranjas cortados en gajos, y a partir del 30 cada 2,5 km. Y esponjas en casi todos los puestos. Desde la media maratón hasta el 30, otra larguísima recta, más sol. Nadie animando (solo Ana, mi mujer, que aparece de vez en cuando de en medio de la nada, un regalo). Una auténtica prueba ‘personal’. Ya te encuentras con muy pocos corredores. De vez en cuando alguno te pasa, o pasas a alguno. Deseas llegar a los avituallamientos para ver a alguien cómplice con la carrera, recibir algún ánimo. Cerca del 30, llegando a Villaverde de la Abadía, recordaba en el perfil que había visto en Google que había árboles, pero la sombra sigue sin aparecer. El sol cada vez es más implacable. El muro, el sol, la falta de animación, empiezas a darle vueltas a la cabeza y te preguntas: ¿cómo se me ha ocurrido hacer esto? Las piernas te duelen, estas sudando por todos los lados, hasta tengo una ampolla en cada pie. Pero ya te quedan menos de 10 km, ya ves un cartel que pone ‘Toral de los Vados’. Te planteas como meta llegar al siguiente puesto con agua. Y casi de milagro, a falta de 4 km entras en un paraje algo distinto, con árboles, pequeñas sombras. Pasas por un puente encima del Sil que te hace olvidar el sufrimiento e incluso piensas en la cámara de fotos que no llevas. A falta de tres km ya estás en Toral, y tienes que recorrer el circuito que ya conoces de la mañana, incluyendo la cuesta que te lleva al Polideportivo, donde acaba la carrera. Con más de 40 grados a la sombra.
Y llegas, y ya empiezas a olvidar, a somatizar el sufrimiento. ¡Has llegado!, ¡lo has conseguido! Ese momento vale por todo. Y después de la ducha, la comida de ‘confraternización’. De lo mejor de la carrera. Carne, pimientos y chorizos asados, vino del Bierzo, manzanas. Y la charla con los nuevos amigos, comentando la jugada. Y de viejas maratones, que si donde dan mejor de comer, que donde hay buena bolsa del corredor. Y ahí apareció de nuevo Santi. Vaya personaje. Este año lleva ya 13 maratones, pero quiere hacer 22, para poder completar 100 el año que viene que cumple 50. Un tipo espectacular.
Ya ha pasado un día, ando bien, casi sin agujetas (ni yo mismo me lo creo). Casi como que tengo ganas de volver a correr (después de mi primera maratón no corrí en un mes). Y recuerdo las palabras de Nacho ayer: “hoy, según he acabado, no le recomendaría a nadie esta maratón, pero seguro que mañana me parecerá una maravilla y se la recomendaré a todo el mundo”. Pues eso, hoy me parece una experiencia maravillosa.

Algunas fotos:

http://picasaweb.google.com/torcas59/Toral1?authkey=yNaREMiLzho

lunes, 16 de junio de 2008

Correr por Manhattan

La semana pasada (casi la semana anterior al Maratón de Toral), he estado en Washington y Nueva York por motivos de trabajo. Como hago siempre, me he llevado las zapatillas. En Washington, tuve la ocasión de correr a orillas del Potomak, con mucho calor y humedad y cerca del hotel donde estaba (fuera de la ciudad). Un recorrido bonito. Pero en Nueva York, me di el gustazo de subir hasta Central Park (desde la calle 32) por la séptima avenida, hacer un buen recorrido por dentro de Central Park y regresar por la quinta. Aquí van algunas fotos, tanto de Washington como de Nueva York, de los sitios por los que pasé. Una auténtica gozada.

http://picasaweb.google.com/torcas59/CorrerEnWNY

domingo, 1 de junio de 2008

I Carrera Liberty Seguros

Hoy ha sido la primera carrera Liberty Seguros, un 10000 urbano, por todo el centro de Madrid. De UC3Marathon hemos corrido Pepa y yo. La carrera ha estado bien organizada, con una buena atención al corredor. Pocas colas, tanto al recoger el dorsal, como el chip,… Tampoco ha habido grandes aglomeraciones al llegar. Correr por Madrid desierto (calle Goya, Castellana, Padre Damián, Príncipe de Vergara,…) una gozada. El tiempo además ha acompañado (nublado, a veces una suave lluvia, temperatura ideal). La camiseta técnica de ‘regalo’, bastante buena (aunque no ha habido muchas tallas, especialmente para las chicas). Los únicos ‘peros’ de la carrera, no se deben a la organización: abundancia de cutre-runners (al llegar hacen acopio de bebidas, para no tener que ir al supermercado, pero dejando, seguro, a algunos sin nada) y abundancia también de ‘el que venga detrás que arree’, es decir, por lo menos mil personas de los que estaban colocados justo detrás de la línea de salida, acabaron en más de una hora; y eso que la organización no paró de rogar por los altavoces, que se colocara la gente en función del tiempo esperado. Yo salí en mi cajón de tiempos, y durante toda la carrera estuve adelantando gente (y llegué en el tiempo previsto). ¿Porqué hay tanta gente mal educada?.
Pero volviendo a lo positivo: una carrera para repetir.

viernes, 23 de mayo de 2008

Una nueva vida

A tres semanas del Maratón de San Sebastián (del 2007), me torcí un tobillo, que a su vez me provocó una pequeña lesión en el sóleo. Gracias al fisioterapeuta, después de superada la depresión inicial, pude correrla, con dolores y sufriendo, pero la acabé dentro de un tiempo razonable para mí. Ahora, preparando MAPOMA, cuando mejor me encontraba de forma, justo dos semanas antes, me ingresan de urgencias con una diverticulitis aguda (con peritonitis). En medio de la gravedad del asunto, mi obsesión era que no iba a poder correr la maratón. Ha pasado algo más de un mes, me han dado el alta definitiva, ya estoy curado, puedo volver a correr. Pero algo tiene que cambiar. Esto ha sido ‘el primer aviso’, la tarjeta amarilla. Según el cirujano de digestivo que me ha tratado, puede reproducirse el cuadro agudo en cualquier momento, en una semana o en quince años. Depende de mí. Además de cuidar la alimentación (que ya lo hacía), tengo que vivir con menos estrés.
Ayer, después de oír al médico, decidí cambiar de vida. Quiero disfrutar más de mi familia, quiero correr muchas más maratones, quiero vivir. Hoy he empezado a programar mi nueva vida. Está lloviendo, pero voy a salir a correr bajo la lluvia; quiero sentir el agua chorreándome por el pelo. Quiero ver mi nuevo horizonte con más claridad.

sábado, 10 de mayo de 2008

Najat Tijani, in memoriam

En foros y blogs de corredores:
MI HORA MÁS AMARGA. Casa de Campo, 12 de la mañana, ha llovido pero hace sol, "un día perfecto" diría ella. Creo haber reunido el suficiente valor para hacerlo, me siento amputado. Me calzo, me pongo de corto y "a trotar". Desde el primer momento las sensaciones no son buenas. Mis piernas están pesadas, llevo su peso y el mío, y de corazón, de corazón vacío. Llevo su reloj que nadie ha parado desde que ella lo hizo funcionar en primera línea de salida el 27 de Abril, 9 horas, nuestra fiesta, nuestro Maratón. Allí en aquel precioso momento y como siempre, se giró, me regaló una sonrisa y me susurró "Suerte". Las últimas palabras que crucé con la persona más especial que jamás he conocido. Llevo 40 minutos y voy encontrándome mejor, recordando lo que disfrutaba ella cuando llegaba la hora de salir a "rodar". Murió haciendo lo que más la gustaba y voy a seguir con nuestra afición que nos ha hecho pasar tan grandes momentos. Personas como Najat son el ejemplo de todas las virtudes que engloba el deporte. En su nombre y en el mío, a todos los que os conocemos y a los que no, pero que compartís nuestro dolor en estos momentos tan duros, de todo corazón GRACIAS. "HOY HE VUELTO A CORRER". Ismael Lizana. 9/5/2008


Hola a todos los corredores. Soy la cuñada de NAJAT TIJANI, la protagonista de esta tristísima noticia. Sólo quería agradecer todas las muestras de cariño que estamos recibiendo por vuestra parte. He de decir, que fue atendida rápidamente y recuperada en el momento, pero por desgracia no llegó al hospital con vida. Tuvo una segunda parada que no pudo remontar. Estas cosas pasan desgraciadamente, y ella era una corredora súper experimentada. Sabía muy bien lo que hacía, y dónde estaba su límite. Pero cuando el corazón falla... El único pero de esta triste historia, es que a mi hermano Ismael que él si que pudo acabar la maratón, no le avisó nadie de lo que había sucedido. El llevaba los dos teléfonos encima (el suyo y el de Najat) y absolutamente nadie se puso en contacto con él. A las tres horas consiguió localizarla en un hospital. No sé muy bien por qué, pero no me gusta el modo en el que "no" se trata esta noticia en ningún medio. Ni si quiera mencionan su nombre, y ahora eso es sólo lo que podemos hacer, mencionar su nombre y decir que NAJAT TIJANI nos dejó haciendo lo que más le gustaba. Gracias. Salipi, 8/5/2008


Hola Ana!,soy Carmen.Hace mucho que no hablamos.Dejé de correr,y de charlar contigo aproximadamente cuando conseguiste el primer maratón.Siento la necesidad de contarte algo terrible que nos ha sucedido en Mapoma 2008.Mi hermano y su mujer,corrían juntos desde hace años,ésta carrera.Este año,la empezaron juntos también,pero sólo la consiguió acabar mi hermano Ismael.A su mujer,Najat Tijani,una atleta como la copa de un pino,y ganadora de muchas carreras polulares,su corazón no la dejó terminar.Murió haciendo lo que más le gustaba.Creo que merece,por lo menos, ésta mención en tu blog,ya que los informativos,y las noticias en general,parecen pasarla por alto.Estará siempre con nosotros,y en cada carrera popular.Efectivamente, busco en Internet y sólo encuentro enlaces a clasificaciones que cuentan de ella que era buena y experimentada corredora. Y, sobre Mapoma y las intervenciones del SAMUR, solamente encuentro noticias que afirman que todo el mundo salió bien parado y, por fin, una mención en el Twitter de Juan Fdez. Morales que remite a la noticia en un foro. En los medios de comunicación, ni rastro de la -mala- suerte de Najat. ¿Por qué?. Carmen, 6 de Mayo de 2008

jueves, 1 de mayo de 2008

Adiós a MAPOMA 2008

Mi primera gran decepción como corredor. Lo publiqué el pasado 20 de Abril (de 2008) en el foro carreraspopulares.com:

Cuando mejores sensaciones tenía y después de la ´ultima tirada larga´ antes de MAPOMA (el domingo pasado), el lunes me ingresaron con una diverticulitis aguda (algo parecido a una apendicitis). Hoy ya estoy en casa, aparentemente bien pero con muchas incertidumbres de futuro. No han tenido que operarme, pero a lo mejor lo tienen que hacer. EL jueves me programan más pruebas, y no se cuando podré volver a correr. El domingo iré a animaros, pero ni siquiera podré hacer unos kilómetros de acompañamiento. Pensaba que iba a ser mi mejor MAPOMA (hice mi mejor tiempo en la Media de Madrid hace dos semanas) y ahora no se cuando volveré a correr. Ya estoy mentalizado de que no voy a correr la maratón, pero aun no me lo creo. ¡Mucha suerte a todos los que corréis!.

Esos locos que corren

Copiado de www.atletas.info y reproducido por Garraty en carreraspopulares.com:
ESOS LOCOS QUE CORREN
Yo los conozco.Los he visto muchas veces.Son raros.Algunos salen temprano a la mañana y se empeñan en ganarle al sol.Otros se insolan al mediodía, se cansan a la tarde o intentan que no los atropelle un camión por la noche.Están locos.En verano corren, trotan, transpiran, se deshidratan y finalmente se cansan… sólo para disfrutar del descanso.En invierno se tapan, se abrigan, se quejan, se enfrían, se resfrían y dejan que la lluvia les moje la cara.Yo los he visto.Pasan rápido por la rambla, despacio entre los árboles, serpentean caminos de tierra, trepan cuestas empedradas, trotan en la banquina de una carretera perdida, esquivan olas en la playa, cruzan puentes de madera, pisan hojas secas, suben cerros, saltan charcos, atraviesan parques, se molestan con los autos que no frenan, disparan de un perro y corren, corren y corren.Escuchan música que acompaña el ritmo de sus piernas, escuchan a los horneros y a las gaviotas, escuchan sus latidos y su propia respiración, miran hacia delante, miran sus pies, huelen el viento que pasó por los eucaliptos, la brisa que salió de los naranjos, respiran el aire que llega de los pinos y entreparan cuando pasan frente a los jazmines.Yo los he visto.No están bien de la cabeza.Usan championes con aire y zapatillas de marca, corren descalzos o gastan calzados. Traspiran camisetas, calzan gorras y miden una y otra vez su propio tiempo.Están tratando de ganarle a alguien.Trotan con el cuerpo flojo, pasan a la del perro blanco, pican después de la columna, buscan una canilla para refrescarse… y siguen.Se inscriben en todas las carreras… pero no ganan ninguna.Empiezan a correrla en la noche anterior, sueñan que trotan y a la mañana se levantan como niños en Día de Reyes.Han preparado la ropa que descansa sobre una silla, como lo hacían en su infancia en víspera de vacaciones.El día antes de la carrera comen pastas y no toman alcohol, pero se premian con descaro y con asado apenas termina la competencia.Nunca pude calcularles la edad pero seguramente tienen entre 15 y 85 años.Son hombres y mujeres.No están bien.Se anotan en carreras de ocho o diez kilómetros y antes de empezar saben que no podrán ganar aunque falten todos los demás.Estrenan ansiedad en cada salida y unos minutos antes de la largada necesitan ir al baño.Ajustan su cronómetro y tratan de ubicar a los cuatro o cinco a los que hay que ganarles.Son sus referencias de carrera: “Cinco que corren parecido a mí”.Ganarle a uno solo de ellos será suficiente para dormir a la noche con una sonrisa.Disfrutan cuando pasan a otro corredor… pero lo alientan, le dicen que falta poco y le piden que no afloje.Preguntan por el puesto de hidratación y se enojan porque no aparece.Están locos, ellos saben que en sus casas tienen el agua que quieran, sin esperar que se la entregue un niño que levanta un vaso cuando pasan.Se quejan del sol que los mata o de la lluvia que no los deja ver.Están mal, ellos saben que allí cerca está la sombra de un sauce o el resguardo de un alero.No las preparan… pero tienen todas las excusas para el momento en que llegan a la meta.No las preparan…son parte de ellos.El viento en contra, no corría una gota de aire, el calzado nuevo, el circuito mal medido, los que largan caminando adelante y no te dejan pasar, el cumpleaños que fuimos anoche, la llaga en el pie derecho de la costura de la media nueva, la rodilla que me volvió a traicionar, arranqué demasiado rápido, no dieron agua, al llegar iba a picar pero no quise.Disfrutan al largar, disfrutan al correr y cuando llegan disfrutan de levantar los brazos porque dicen que lo han conseguido.¡Qué ganaron una vez más!No se dieron cuenta de que apenas si perdieron con un centenar o un millar de personas… pero insisten con que volvieron a ganar.Son raros.Se inventan una meta en cada carrera.Se ganan a sí mismos, a los que insisten en mirarlos desde la vereda, a los que los miran por televisión y a los que ni siquiera saben que hay locos que corren.Les tiemblan las manos cuando se pinchan la ropa al colocarse el número, simplemente por que no están bien.Los he visto pasar.Les duelen las piernas, se acalambran, les cuesta respirar, tienen puntadas en el costado… pero siguen.A medida que avanzan en la carrera los músculos sufren más y más, la cara se les desfigura, la transpiración corre por sus caras, las puntadas empiezan a repetirse y dos kilómetros antes de la llegada comienzan a preguntarse que están haciendo allí.¿Por qué no ser uno de los cuerdos que aplauden desde la vereda?Están locos.Yo los conozco bien.Cuando llegan se abrazan de su mujer o de su esposo que disimulan a puro amor la transpiración en su cara y en su cuerpo.Los esperan sus hijos y hasta algún nieto o algún abuelo les pega un grito solidario cuando atraviesan la meta.Llevan un cartel en la frente que apaga y prende que dice “Llegué -Tarea Cumplida”.Apenas llegan toman agua y se mojan la cabeza, se tiran en el pasto a reponerse pero se paran enseguida porque lo saludan los que llegaron antes.Se vuelven a tirar y otra vez se paran porque van a saludar a los que llegan después que ellos.Intentan tirar una pared con las dos manos, suben su pierna desde el tobillo, abrazan a otro loco que llega más transpirado que ellos.Los he visto muchas veces.Están mal de la cabeza.Miran con cariño y sin lástima al que llega diez minutos después, respetan al último y al penúltimo porque dicen que son respetados por el primero y por el segundo.Disfrutan de los aplausos aunque vengan cerrando la marcha ganándole solamente a la ambulancia o al tipo de la moto.Se agrupan por equipos y viajan 200 kilómetros para correr 10.Compran todas las fotos que les sacan y no advierten que son iguales a las de la carrera anterior.Cuelgan sus medallas en lugares de la casa en que la visita pueda verlas y tengan que preguntar.Están mal.-Esta es del mes pasado- dicen tratando de usar su tono más humilde.-Esta es la primera que gané- dicen omitiendo informar que esa se la entregaban a todos, incluyendo al que llegaba último y al inspector de tránsito.Dos días después de la carrera ya están tempranito saltando charcos, subiendo cordones, braceando rítmicamente, saludando ciclistas, golpeando las palmas de las manos de los colegas que se cruzan.Dicen que pocas personas por estos tiempos son capaces de estar solos -consigo mismo- una hora por día.Dicen que los pescadores, los nadadores y algunos más.Dicen que la gente no se banca tanto silencio.Dicen que ellos lo disfrutan.Dicen que proyectan y hacen balances, que se arrepienten y se congratulan, se cuestionan, preparan sus días mientras corren y conversan sin miedos con ellos mismos.Dicen que el resto busca excusas para estar siempre acompañado.Están mal de la cabeza.Yo los he visto.Algunos solo caminan… pero un día… cuando nadie los mira, se animan y trotan un poquito.En unos meses empezarán a transformarse y quedarán tan locos como ellos.Estiran, se miran, giran, respiran, suspiran y se tiran.Pican, frenan y vuelven a picar.Me parece que quieren ganarle a la muerte.Ellos dicen que quieren ganarle a la vida.Están completamente locos.
Marciano DuránMarzo 2008
……………………….Sobre el autorMarciano Durán Rivero es uruguayo, nacido en Florida el 25 de agosto de 1956, y radicado en Punta del Este desde 1979. Periodista y autor de los libros “Crónicas marcianas y uruguayas” (2003 - 2 ediciones), “Marcianitis Crónica” (2005 - 3 ediciones), y “El Código Blanes”, que fue galardonado como “Libro de Oro 2007″, premio otorgado al libro más vendido del año. A la fecha se ha llegado a la decimoprimera edición. Autor de varias obras de teatro, letras suyas han sido musicalizadas por varios conjuntos y solistas especialmente por murgas del carnaval uruguayo.
Es además corredor amateur de carreras de calle y de aventuras.

Media Maratón de El Ejido

Publicado el 17 de Marzo de 2008 en uc3marathon.wordpress.com

Ayer fue la I Media de EL Ejido y UC3Marathon estuvo allí (Antonio Gimenez y Jose Manuel). Hizo bastante calor, pero nada de viento que era lo más temido por Antonio, que conoce la zona. El circuito es agradable, con algún tramo de sombra. Hay alguna cuesta que pica un poco, pero bastante llevaderas. No mucha gente animando, pero alguna muy animosa. Hemos visto a Paquillo, el campeón de marcha, que andaba por la salida (nos quedamos sin autógrafo por no llevar boli). Corrimos casi toda la carrera con Jose (Boromin, del Foro Carreras Populares), charlando del bien y el mal. Y también conocimos a El Sombrilla (un fenómeno, también del Foro, que acaba de correr la Trans Canaria, de 90 km, y que nos hizo un reportaje fotográfico -ver blogroll-). Al final Jose y Alberto (Sombrilla), mucho más enteros que nosotros se marcharon a meta en el 16. Nosotros llegamos en 1h 51m 48s. Al llegar, muy buena atención: fruta, una caja de verduras de calidad de regalo (¡para eso estabamos en El EJido! -ver fotos-), bebida isotónica y cerveza con tapitas de tomate pata negra. También servicio de fisioterapeutas. En fin, enhorabuena a los organizadores, para ser la primera, sobresaliente. Muy, muy recomendable. Gracias a Sombrilla por las fotos y a Jose por la compañía. Espero que nos veamos por la Intercampus o en la Media de Madrid, ¡o en Mapoma!.

Media Maratón de La Latina

Publicado el 2 de Marzo de 2008 en uc3marathon.wordpress.com

El domingo pasado fue la media maratón de La Latina. Hizo un día bastante malo (lluvia tipo calabobos todo el camino) y el llamado ‘nuevo’ recorrido es igual de duro o peor que el anterior. A pesar de todo allí estuvimos manteniendo el nivel (:)). Gregoire, que es una auténtica máquina, hizo alradedor de 1h 27m, Paco entró a 1h 44m, David y yo (Jose Manuel) entramos en 1h 47 m. Jorge en 1h 55 m y Javier (el Monstruo de lega-nes) entró en 1h 44m. Eva (Runner) creo que hacia las 2 horas 10 min. ¡Bueno, preparando la siguiente!.

Media Maratón de Getafe (2008)

Pubicado el 27 de enero de 2008 en uc3marathon.wordpress.com

Hoy ha sido la Media Maratón de Getafe, y la hemos corrido un pequeño grupo (pero entusiasta) representante de UC3Marathon: Antonio, Wilfried, Eduardo, Alejandro, Paco O. y yo mismo (José Manuel). Mario ha corrido sin dorsal (como está lesionado, se ha paseado por debajo de 5 min./km a la velocidad que iba Antonio). Eduardo y Alejandro han bajado de 1:30 (¡enhorabuena!). En el blogrol teneis un par de fotos. La carrera ha sido ´un Getafe´ inusual. Hemos corrido los tres anteriores, siempre con muchísimo frío. Esta vez, incluso a la hora de salir, en la pista de atletismo, casi se podía decir que hacía calor. Y durante la carrera también ha hecho un poco de calor. Me ha dado la sensación de que había más gente que otros años y al principio, la entrega de chips, me ha parecido más ordenada. En principio, los avituallamientos y luego la bolsa del corredor, como siempre, bastante buenos. Ha sido un fallo no controlar (como se hace en otras carreras con una marca en el dorsal) las camisetas entregadas; eso ha provocado que muchos corredores se queden sin la camiseta (por cierto muy buena). Al final han dicho por megafonía que todos los que se han quedado sin camiseta la pueden pedir al club organizador y que nadie se quedará sin camiseta. Por lo visto ha habido 500 GETAS (lo pongo con mayusculas) que se han apropiado, de forma indebida, de la camiseta de compañeros que han llegado después. Esto creo que ha empañado la magnífica organización.
La carrera muy rápida, como siempre. El día ha sido perfecto para correr: un poco de fresquito y sol. Mucho ambiente. Algún cretino en el recorrido dando pitidos con el coche, e incluso tres ciclistas que se quejaban de que les habían cambiado un carril que usan el domingo. En fin, casi lo de siempre. Muy positiva la experiencia y seguro que el año que viene repetimos.
Un abrazo a tod@s.

San Silvestre vallecana (2007)

Publicado el 1 de Enero de 2008 en uc3marathon.wordpress.com





¿Qué mejor manera de acabar el año que echando una carrerita?. Pues ayer algunos miembros de UC3Marathon (Jorge, Jesus, Paco, Mercedes, Jose Manuel -¿me dejo alguien?-) terminamos el año corriendo la Sansilvestre Vallecana (de momento no hay fotos que lo demuestren). Fue una carrera espectacular, por el centro de Madrid, con público animando en prácticamente todo el recorrido. Muy recomendable. Feliz año nuevo.

Crónica de una maratón (Donosti 2007)

Publicado en UC3Marathon.worpress.com (el 10 de Diciembre de 2007)

El pasado verano, ¡por fín!, se constituyó la Asociación y Club Deportivo “UC3Marathon”. Es el fin de un periodo largo de intentos de ser reconocidos como colectivo de corredores populares dentro de nuestra universidad, y el comienzo de muchas posibles actividades en común. El grupo que hemos constituido UC3Marathon, heredamos el espíritu de otros compañeros que hicieron nacer entre nosotros el gusanillo de las carreras populares (como Paco Marcellán) y que ahora no están en la universidad, pero con los que aun mantenemos vínculos de unión a través del deporte que nos apasiona: el atletismo popular de fondo en carretera.
Y ya como UC3Marathon, nos hemos metido en nuestra primera aventura común: la Maratón de Donosti. En principio la íbamos a correr algunos más, pero poco a poco las lesiones durante los entrenamientos fueron reduciendo los posibles participantes. Al final nos embarcamos Antonio, Wilfried, Carlos, Mario, Eduardo, Alejandro, Celia, Julián, además de un servidor, con la intención de correrla, y Jorge, Mercedes, Pepa y Concha con la noble intención de acompañarnos en los kilómetros finales, allí donde el llamado muro (o “tío del mazo”) aparece, las fuerzas escasean, los dolores se multiplican y toda ayuda moral se hace necesaria (y a veces no suficiente). También nos acompañaron Javi y Jose, en labores de fotografía y animación.
Nos plantamos en San Sebastián el sábado 24 a la hora de comer, en la Residencia Olaraín (de la Universidad del Pais Vasco: excepcional en todos los sentidos), y después de nutrirnos con un arroz sin excesivas pretensiones (más que la de acumular hidratos de carbono), nos dirigimos al estadio de Anoeta, donde estaba ubicada la feria del corredor, para recoger los dorsales (y un estupendo forro polar, obsequio de la organización y patrocinadores que iba acompañado de un buen Rioja y un queso curado cuyo recuerdo aun estremece mis papilas gustativas ). Allí coincidimos con un chaval, estudiante de la Carlos III, que también se había aventurado por aquellos lares y con la misma insigne pretensión que nosotros. Al día siguiente, a mitad de recorrido volví a verle (es un decir), pasándome como una exhalación (juventud divino tesoro). A Jorge, por cierto, le clavaron una multa en la puerta del Estadio (mal fario les dé a los municipales que tan poca sensibilidad demostraron frente a un acontecimiento tan querido en la ciudad, al que contribuimos a engrandecer desde la capital del Reino).
Después de un pequeño descanso en las habitaciones (cada mochuelo en su olivo) nos lanzamos a la búsqueda de más hidratos de carbono que, finalmente, después de un par de tanteos regados con sendos zuritos de cerveza, se concretaron en un plato de espaguetis en el altillo de una cafetería de la parte nueva.
Nos recogimos pronto, con el hormigueo típico que precede siempre a los 42,195 y los miedos e ilusiones que normalmente acompañan a la noche previa: ¿lloverá?, ¿hará frío?, ¿Cómo me responderán las piernas?, ¿seré capaz de bajar de ….?,… Y dormir, dormir, poco. Siempre se acumulan muchos nervios, después de meses de preparación y delante de tantas incógnitas.
Y por fin llega el día. Madrugón para desayunar algo (ni mucho ni poco, cada cual lo que cree le va a ir bien). Nublado pero sin lluvia. Y un frío del carajo: 2 ºC a la hora de arrancar la carrera. Cumplimos los rituales: ropero, estiramientos, algo de calentamiento (los más jóvenes, que el resto ya tendríamos bastante calentamiento después), risas nerviosas y… ¡que bonito todos con la camiseta de Universidad!!!.
Y empezamos a correr a las 9 en punto. 42,195 km por delante. La hora de la verdad. Mario, nuestro estandarte, sale disparado con la élite de la carrera. Fue casi todo el rato junto a la mujer que ganó. Yo, insensato de mi (¡luego lo pagué!), me pego a Antonio, Will, Eduardo y Julián (que iban a por 3h 30 min.) y un poco detrás se quedan Carlos, Alejandro y Celia. Y poco a poco la carrera fue haciendo su selección: Mario, después Julián, luego el grupo de 3:30 (Antonio, Will, Eduardo, Alejandro), Carlos, yo mismo y cerrando, Celia. Mario se lesionó en el km 37, a falta de nada, y fue el punto más negativo de la carrera (su rodilla, resentida de una lesión anterior, no puedo aguantar). Todos los demás acabamos la carrera, y creo que todos, más o menos cumplimos objetivos. En puntos estratégicos, Jorge, Pepa, Mercedes y Concha, se sumaron a la carrera. Nos hicieron más llevaderos esos últimos kilómetros donde no sentirías las piernas si no fuera porque te duelen por todos los lados. Y el público de San Sebastián, que hicieron emocionantes algunos tramos con sus ánimos, sus gritos de apoyo (¡apa, apa!). Y esa entrada al estadio de Anoeta, inmenso desde la pista de atletismo, donde te espera una meta que parecía inalcanzable…
Una vez parcialmente repuestos gracias al avituallamiento en la llegada y ducha (y las manos de unas hábiles fisoterapeutas que nos trabajaron las piernas –en el mejor sentido de la palabra-), decidimos que no podíamos dejar San Sebastián sin un pequeño viacrucis por el casco viejo (creo que fueron ocho pintxos con sus correspondientes zuritos los que cayeron de forma consecutiva). Andando como auténticos lisiados nos movimos con toda la dignidad que pudimos entre varios establecimientos del lugar, para acabar en una pastelería donde nos regalamos unos chocolates y bollería variada. Y entonces, empezó una suave lluvia.
Y después, carretera y manta. Y pensando ya en la próxima maratón. UC3Marathon dejó su recuerdo por las calles de Donosti.
Animamos a todos aquellos corredores de nuestra universidad (alumnos y personal -pas y pdi-) a uniros al club UC3Marathon y participar con nosotros en las próximas carreras. El calendario de esta temporada incluye, además de la Media Maratón de Getafe, la Intercampus, la Media de Madrid, y el Maratón de Madrid (el ya clásico MAPOMA, 31 ediciones), que se celebra el 25-4-2008, y para el que confiamos contar con una nutrida representación de corredores de la universidad.
Podéis contactar con nosotros en http://uc3marathon.wordpress.com/ o en el correo electrónico cagonzal@ing.uc3m.es. Os esperamos.

Media Maratón de Alcalá de Henares

Publicado en UC3Marathon.wordpress.com el 21 de Octubre de 2007

Hoy ha sido la Media Maratón de Alcalá de Henares. Ha estado muy bien organizada y es muy plana (se puede hacer buena marca). Además el tiempo ha acompañado (medio nublado y algo fresco). La bolsa del corredor muy completa (mochila, camiseta de Asics, trofeo de cristal,…). En fín, muy recomendable.

Media Maratón de Móstoles

Publicado el 12 de Octubre de 2007 en uc3marathon.wordpress.com

El pasado domingo (7 de Octubre de 2007) participamos en la media maratón de Móstoles. Todo fue bien excepto por la penosa participación de la policía municipal y protección civil que intentó echarnos de la carrera a los que acabamos detrás. Al final acabamos todos (cada uno dentro de ’sus tiempos’, incluido Mario que esta recuperándose de una lesión).

¿Cuando nace torcas?, ¿porqué este blog?

Llevaba ya tiempo haciendo carreras, pero el año pasado, después de la Media Maratón de Móstoles (2007), sentí la necesidad de comunicar al mundo de los corredores, quejarme, del mal trato que se nos dió en esa carrera. Y encontré el foro www.carreraspopulares.com. Tuve que darme de alta, con la necesidad de encontrar un nick. Después de varias pruevas con otros nicks que me gustaban, y con un poco de prisa, me di de alta con torcas (la primera sílaba de mis dos apellidos). Y ya me quedé con 'torcas'.

Este es el 'post' que metí con motivo de aquella ocasión (fue el 7/10/2007, y tuvo 27 respuestas):

"Esta mañana, en la media de Móstoles, el coche escoba entendió que su cometido era ir barriendo, quisieran o no, a los corredores que iban quedando descolgados, con la ayuda de una coaccionadora y chulesca policía municipal. Cuando llegaron al grupo en el que iba yo (corriendo a 5,5 min el km y dentro, sobradamente, de los tiempos de finalización), fueron coaacionandonos de distintas maneras para que abandonaramos, cosa que hicieron algunos compañeros. Hacia el km 15, abrieron el trafico poniendo en grave riesgo nuestras personas. Los policías nos increpaban ´hay que correr más rápido´. Llegamos a la meta a las 2h 3 minutos, claramente dentro del tiempo especificado en la normativa. Nunca vi nada igual. ¿Cómo denunciarlo?."

A raiz de esta queja, descubrí el foro, y a través de él a muchos corredores populares, algunos a través de sus blogs. Y también me entró el gusanillo de compartir las experiencias de corredor (cosa que en parte ya hago en uc3marathon.wordpress.com, blog de mi club de atletismo). Tengo otros blogs relacionados con mi actividad profesional, pero este es el primero que tiene que ver con una de mis aficiones: correr.

Voy a empezarlo recuperando mis entradas en uc3marathon.

Maratones que he corrido

  • Maratón de Madrid: 2004 (3h 58m), 2005(3h 56m 42s), 2006(4h 15m 34s), 2007 (4h 06m 49s), 2009 (3h 40m 20s), 2012 (3h 19m 36s), 2013 (3h 13m 59s), 2014 (3h 40m 58s), 2015 (3h 19m 33s)
  • Maratón de Donosti: 2007 (4h 4m 52s)
  • Maratón de Toral de los Vados: 2008 (4h 11 m 16s)
  • Maratón de Marrakech: 2009 (3h 58m 4s)
  • Maratón de Oporto: 2009 (3h 30m 34s)
  • Maratón de Zaragoza: 2009 (3h 56m 32s)
  • Maratón de Sevilla: 2010 (3h 47m 27s)
  • Maratón de Boston: 2010 (3h 29m)
  • Maratón de Nueva York: 2010 (3h 28m 38s)
  • Maratón de Málaga: 2010 (3h 52m 16s)
  • Maratón de París: 2011 (3h 29m 43s)
  • Maratón de Berlín: 2011 (3h 23m 28s)
  • Maratón de Castellón: 2011 (3h 20m 14s)
  • Maratón Misteriosa (Tres Casas, Segovia), 2013 (3h 54m)
  • Maratón de Chicago: 2013 (3h 25m 37s)
  • Maratón de Londres: 2014 (3h 27m 58s), 2016 (4h 1m 18s)
  • Maratón de Amsterdam: 2014 (3h 28m 6s)
  • Maratón de Lisboa: 2015 (3h 34m 56s)
  • Maratón de Valencia: 2016 (3h 40m 32s)
  • Maratón de Tokio: 2017 (3h 39m 38s)

Archivo del blog

Seguidores del aprendiz de maratoniano