El aprendiz de maratoniano

Historias sencillas de carreras

viernes, 11 de enero de 2013

Correr en dos continentes: Estambul



Aunque facturé una maleta para poder traerme las zapatillas, pensaba que me iba de Estambul sin darme una carrerita. Llegué anteayer y no había tenido un minuto libre. El día que llegué por culpa del retraso del avión fue imposible. Ayer, todo el día en una reunión de trabajo y hoy la cosa iba por el mismo camino. Al final, la reunión se disparó y acabó antes de lo previsto. Iba a poder darme una vuelta por esta impresionante ciudad, y además, iba a poder cumplir con mi ritual viajero: procurar correr en todas las ciudades que visito. Después de una rápida visita al Gran Bazar y un largo paseo por la ciudad, me dispuse a hacer mi particular turismo en zapatillas.  Desde la puerta de mi hotel (el Kalyon, en la península Eminoyu, Av. Kennedy) hay una excepcional vista del Mar de Marmara y del Bosforo) y desde allí comienza mi trote. Son las 4 de la tarde, casi anocheciendo, con esa luz mágica que ilumina el Cuerno de Oro. Iba, por primera vez, a entrenar en dos continentes a la vez: Europa y Asia. Por la Avenida Kénnedy voy bordeando la península en dirección al puente Galata, a través del cual voy a pisar el otro continente (Asia). Una vez al otro lado del Cuerno Dorado, corro por la calle Tersana y regreso a Europa por el puente Ataturk. Antes paso por el mercado de pescado, junto al puente, todavía con gente bullendo. Hace frío, exagerado por la brisa marina. Cientos de pescadores a ambos lados de los dos puentes, y gran atasco de coches en ambos nexos entre los dos continentes. El sol casi se ha ido y la luz es mágica. A la vuelta, antes de llegar otra vez al puente Galata, espectacular imagen de la mezquita Yeni Cami y de todas los minaretes de la zona vieja (Eminoyu). De vuelta por la Av. Kénnedy y con todo el océano de frente regreso a mi punto de partida. Para completar unos pocos kilómetros más sigo hasta otro mercado de pascado donde se puede elegir lo que se va a comer. Ya es de noche y regreso por el mismo camino al hotel. Al final han sido 13 km entre los dos continentes. 

Maratones que he corrido

  • Maratón de Madrid: 2004 (3h 58m), 2005(3h 56m 42s), 2006(4h 15m 34s), 2007 (4h 06m 49s), 2009 (3h 40m 20s), 2012 (3h 19m 36s), 2013 (3h 13m 59s), 2014 (3h 40m 58s), 2015 (3h 19m 33s), 2017 (3h 58m 12s)
  • Maratón de Donosti: 2007 (4h 4m 52s)
  • Maratón de Toral de los Vados: 2008 (4h 11 m 16s)
  • Maratón de Marrakech: 2009 (3h 58m 4s)
  • Maratón de Oporto: 2009 (3h 30m 34s)
  • Maratón de Zaragoza: 2009 (3h 56m 32s)
  • Maratón de Sevilla: 2010 (3h 47m 27s)
  • Maratón de Boston: 2010 (3h 29m)
  • Maratón de Nueva York: 2010 (3h 28m 38s)
  • Maratón de Málaga: 2010 (3h 52m 16s)
  • Maratón de París: 2011 (3h 29m 43s)
  • Maratón de Berlín: 2011 (3h 23m 28s)
  • Maratón de Castellón: 2011 (3h 20m 14s)
  • Maratón Misteriosa (Tres Casas, Segovia), 2013 (3h 54m)
  • Maratón de Chicago: 2013 (3h 25m 37s)
  • Maratón de Londres: 2014 (3h 27m 58s), 2016 (4h 1m 18s)
  • Maratón de Amsterdam: 2014 (3h 28m 6s)
  • Maratón de Lisboa: 2015 (3h 34m 56s)
  • Maratón de Valencia: 2016 (3h 40m 32s)
  • Maratón de Tokio: 2017 (3h 39m 38s)

Archivo del blog

Seguidores del aprendiz de maratoniano