El aprendiz de maratoniano

Historias sencillas de carreras

domingo, 18 de enero de 2009

Previo a la Maratón de Marrakech

Para mí, imagino que igual que para casi todos los que corremos maratones, las semanas previas a una cita con los 42 km están llenas de dudas. Sobre todo si, como es mi caso, el maratón no es un acontecimiento cotidiano. Las dudas cubren todos los aspectos vinculados con la carrera: el físico, el logístico, el ambiental,…

Respecto al físico: ¿llegaré bien preparado? En mi caso, la respuesta a esa pregunta siempre es negativa: no voy bien preparado. Mi trabajo no me deja entrenar todo lo que quisiera y no estoy dispuesto a sacrificar la poca vida familiar que tengo por sacar unos km más a la semana. Y esta vez la situación no es distinta. Además se ha agravado con una gripe inoportuna a falta de un mes del día D que me ha dejado como secuela una bronquitis. Por no parar más de la cuenta, seguí saliendo a correr con muy bajas temperaturas y respirar el aire frío no me ha ayudado a superar los accesos de tos. A una semana de la Maratón, aparte de mi eterna sensación de no haber corrido suficientes kilómetros, no paro de toser. Llevo dos días parado y he mejorado un poco, y espero estar mejor la semana que viene, pero junto a la duda acerca del estado de mis piernas, además surge la duda acerca de mis bronquios.

Respecto al logístico. Suelo viajar mucho por motivos de trabajo. Y viajo por todo el mundo y por todo tipo de países. Hace años que he superado el ponerme nervioso frente a un viaje, por lejos que sea. Viajar no me quita el sueño; afronto un viaje trasatlántico con la misma serenidad que un paseo en metro por Madrid. Por tanto el hecho de tener que viajar a Marrakech no me aumenta nada los nervios propios de la Maratón; desde el punto de vista logístico, es un viaje más, un vuelo más, un hotel más,… En principio viajo el viernes previo a la maratón, por la mañana. A priori, no debiera tener dudas, preguntas, respecto a la logística de la maratón. Pero como dice uno de los principios de Peter: cualquier situación mala es susceptible de empeorar. El miércoles y jueves, tengo una reunión (de trabajo) en el sur de Suecia, cerca de Copenhague. Y hace unas semanas, cuando saqué los billetes, no había ningún problema con los pilotos de Iberia. Y me voy a Copenhague con Iberia. A día de hoy, mi principal duda respecto a la Maratón es: ¿me permitirán los pilotos de Iberia llegar a Madrid el jueves por la noche, para que el viernes pueda volar a Marrakech? Seguramente hasta el mismo jueves no lo sepa. A mis dudas físicas, se suman hoy importantes dudas logísticas.

Y respecto a las dudas ambientales. También la previsión del tiempo amenaza con temporales de nieve en el norte de Europa. Hace un par de años, aunque parezca que estas cosas solo pasan en España, ¡hubo un temporal de nieve que me tuvo un día entero en el aeropuerto de Copenhague! Pero seamos optimistas, y circunscribamos los problemas previos al viaje a la buena voluntad de los pilotos de Iberia y confiemos que las autoridades aeroportuarias danesas aprendieran algo de aquél fatídico día (y con la esperanza basada en el desconocimiento de que no tengan una Ministra de Fomento como nuestra Maleni). Y para terminar: nunca llueve en Marrakech, pero las previsiones para el próximo domingo dan lluvia (un 80% de posibilidades para ser exactos). ¡Será posible!, ¿pero es que me ha mirado un tuerto?

Por tanto, a las dudas típicas previas a una Maratón, yo hoy tengo muchas más dudas. Mañana saldré a hacer un rodaje suave (más que nada para respirar solo por la nariz y evitar hacer más pupa a mis maltrechos bronquios). Mañana es el día en el que, como pasa siempre antes de una Maratón, de pronto, ¡notaré un puntito de dolor en un gemelo! Seguro que lo habrá generado mi cerebro, pero se añadirá otra pequeña duda de cara al próximo domingo.

Bajo esta montaña de dudas, buena cara, porque tengo una cita con 42 kilómetros el próximo domingo, y hay pocas cosas que me inspiren más inquietud y emoción. Seguiremos informando.

Maratones que he corrido

  • Maratón de Madrid: 2004 (3h 58m), 2005(3h 56m 42s), 2006(4h 15m 34s), 2007 (4h 06m 49s), 2009 (3h 40m 20s), 2012 (3h 19m 36s), 2013 (3h 13m 59s), 2014 (3h 40m 58s), 2015 (3h 19m 33s)
  • Maratón de Donosti: 2007 (4h 4m 52s)
  • Maratón de Toral de los Vados: 2008 (4h 11 m 16s)
  • Maratón de Marrakech: 2009 (3h 58m 4s)
  • Maratón de Oporto: 2009 (3h 30m 34s)
  • Maratón de Zaragoza: 2009 (3h 56m 32s)
  • Maratón de Sevilla: 2010 (3h 47m 27s)
  • Maratón de Boston: 2010 (3h 29m)
  • Maratón de Nueva York: 2010 (3h 28m 38s)
  • Maratón de Málaga: 2010 (3h 52m 16s)
  • Maratón de París: 2011 (3h 29m 43s)
  • Maratón de Berlín: 2011 (3h 23m 28s)
  • Maratón de Castellón: 2011 (3h 20m 14s)
  • Maratón Misteriosa (Tres Casas, Segovia), 2013 (3h 54m)
  • Maratón de Chicago: 2013 (3h 25m 37s)
  • Maratón de Londres: 2014 (3h 27m 58s), 2016 (4h 1m 18s)
  • Maratón de Amsterdam: 2014 (3h 28m 6s)
  • Maratón de Lisboa: 2015 (3h 34m 56s)
  • Maratón de Valencia: 2016 (3h 40m 32s)
  • Maratón de Tokio: 2017 (3h 39m 38s)

Archivo del blog

Seguidores del aprendiz de maratoniano